Compradores extranjeros

En Estados Unidos y en particular en el estado de la Florida los compradores extranjeros con o sin historial de crédito pueden realizar legalmente compras de inmuebles.

Una compra de inmueble por parte de un comprador extranjero puede ser como inversión o para disfrutarlo personalmente. En ambos casos se debe realizar una evaluación completa de los costos asociados a ser propietario de del inmueble.

Los costos asociados a ser propietario de un inmueble en el estado de la Florida son básicamente tres:

Costos asociados a la compra

  • Precio
  • Costos de cierre

Los costos de cierre variarán dependiendo de si la compra es en efectivo o financiada. En caso de ser financiada usualmente los costos de cierre son más elevados por los costos asociados al financiamiento. Dependiendo de si el comprador tiene historial de crédito en los Estados Unidos o no, los intereses y el monto de cuota inicial serán más elevados. Cuando un comprador extranjero no tiene historial de crédito usualmente la tasa de interés y la cuota inicial son más elevados que si tiene historial de crédito. La buena noticia es que las probabilidades de conseguir los beneficiosos financiamientos de la banca americana son usualmente posibles para compradores extranjeros.

Costos asociados al mantenimiento de la propiedad

  • Tax (impuesto): El pago anual de impuestos a la propiedad en Miami este entre dos y 2.5 por ciento del valor de la propiedad
  • Seguro: El tema del costo del seguro varía  mucho dependiendo de la propiedad y del tipo de cobertura que el propietario requiere. Si es un condominio o es una casa, si es una propiedad de inversión o es una propiedad para ser habitada, todo influye en el cálculo del valor del seguro y la necesidad de cobertura.
  • Cuota de mantenimiento: este se aplica a los condominios que pueden ser los townhouse o los apartamentos. Dependiendo de la propiedad y de las facilidades que ofrezca el condominio, las cuotas de mantenimiento serán mayores o menores.

Costos asociados a la venta del inmueble

Tanto compradores extranjeros como nacionales o residentes deben de pagar impuestos sobre las ganancias recibidas de la venta de un inmueble. En el caso de los compradores extranjeros existe una ley llamada FIRPTA (Ley de impuestos sobre inversiones extranjeras en bienes raíces) que establece que cuando una persona extranjera no residente o una corporación extranjera hace una inversión inmobiliaria en los Estados Unidos, deberá estar sujeta a una retención de impuestos del 10% del precio de venta neto de una propiedad. La intención de esta ley es igualar las obligaciones fiscales referidas a las compra-ventas inmobiliarias de nacionales/residentes y de extranjeros. 

Se recomienda en caso de ser propietario extranjero a la hora de vender la propiedad, consultar con un contador o abogado especializado en materia inmobiliaria para hacer, con tiempo, los preparativos necesarios para evitar la retención por demasiado tiempo de este 10%.

Vistas todas estas obligaciones es importante hacer una planificación adecuada para atender a tiempo todos los asuntos relacionados al mejor manejo de estas obligaciones. Las asesorías de un buen Realtor, Abogado inmobiliario y Contador, son muy recomendables.